5 nuevos trucos para compaginar el entrenamiento con tu vida

5 nuevos trucos para compaginar el entrenamiento con tu vida

La semana pasada os dimos 5 trucos para conciliar la preparación con nuestras obligaciones, y obligados nos vemos a escribir 5 más gracias a vuestras aportaciones!

5 nuevos consejos, algunos de los cuales son muy valiosos pues están basados en vuestra experiencia personal:

1. Protege

Eufrasio Fernández nos daba este genial consejo en los comentarios del primer artículo, nada más que añadir!

“Si tienes pensado hacer una sesión a tal hora, protege esa hora frente a otros tipo de interrupciones. Esa hora, es sagrada. Es una hora de alta satisfacción personal. Si para muchos de nosotros, entrenar es una de las cosas más importantes del día, porque dejamos que otros nos las estropeen. Si, por ejemplo, te llama un cliente, dile que a ese hora no puedes porque tienes una reunión con otro cliente.

También anotaría otra pista: entrena cuando nadie te eche de menos. En mi caso, antes de que salga el sol, cuando todo el mundo está durmiendo. Si a las seis de la mañana, ya estoy rodando, ya he hecho los deberes antes de nada.”

2. Implica a la familia

También en los comentarios Asterlao nos decía:

“Si ellos se sienten parte de lo conseguido y les muestras gratitud por entender el hecho de que pases horas entrenando, todo será mucho más fácil.”

Y no le falta razón, ellos son parte indispensable de cualquier desafío al que te enfrentes en la vida, reconocer su papel, premiar con cariño y acordarte de ellos en los buenos momentos hará que se sientan parte del éxito. No lo olvides.

3. Queda con alguien para entrenar

Es muy fácil plantearse e inventarse excusas para uno mismo. Tenemos una gran capacidad de perdonarnos cuando no queremos hacer algo.

Dale la vuelta y queda con alguien para los entrenos, no sólo te obligarás a salir a entrenar, además organizarás el resto de tus tareas para que no interfieran con el compromiso que ya has adquirido.

4. Busca un gimnasio a medio camino

El gimnasio es siempre un buen comodín del que tirar en aquellos días en los que tienes poco tiempo para darte un “chispazo”.

Tener un gimnasio cerca del trabajo para poder ir a mediodía, o que nos coja de camino a casa o al colegio para aprovechar antes de recoger a los peques, esto nos ahorrará tiempo en desplazamientos y podremos rellenar huecos de tiempo muertos haciendo unas series rápidas en la elíptica o reforzando los grupos musculares que de normal no trabajamos.

5. Disfruta

Consejo simple, tan sencillo que muchas veces se nos olvida.

Pero ahí está el gran Rodrigo Rorro Morath para recordarnoslo en Facebook. Al fin y al cabo si no te dedicas a esto de forma profesional es porque realmente te gusta, de modo que no te lo tomes como una obligación, disfruta cada momento en la medida que consideres, ya tenemos suficientes preocupaciones y dolores de cabeza como para que tu afición predilecta se convierta en una más!

Con estos ya van 10 consejos, pero seguro que se te ocurren más!