BCAA’S 8:1:1: AMINOÁCIDOS RAMIFICADOS Y MUCHO MÁS

BCAA’S 8:1:1: AMINOÁCIDOS RAMIFICADOS Y MUCHO MÁS

Rodrigo Borrego nos detalla al máximo para qué sirven y cómo funcionan los BCAA’S 8:1:1 de 226ERS y cómo pueden mejorar nuestro rendimiento.

Por fin se han aventurado en 226ERS a lanzar un producto que cada vez se demanda más entre los deportistas de resistencia, quienes se han dado cuenta de la importancia de la suplementación con aminoácidos ramificados (BCAAs).

Hasta hace bien poco se consideraban un producto casi exclusivo de “la gente del GYM”, pero se ha demostrado en numerosas ocasiones que ésa es una simplificación burda y que son útiles para infinidad de deportes y disciplinas y que, precisamente para los deportistas de resistencia son un suplemento de los más útiles. No son imprescindibles, ni mucho menos, pero sus efectos y beneficios están más que demostrados y avalados.

Ya los incorporaban en otros productos como el SUB 9 Energy Drink, pero faltaba tenerlos de manera aislada, para poder tomarlos ellos solos o combinados con otros productos como por ejemplo el Isotonic Drink o simplemente agua, de ahí que hayan desarrollado los BCAA’s 8:1:1 de los que vamos a hablar hoy.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Mezclas

Los 226ERS BCAA’s 8:1:1

El hecho de que 226ERS lleve ya varios años creciendo a un ritmo endiablado no es óbice para que no estén yendo pasito a pasito, cuidando mucho su catálogo de productos para que, todo lo que incorporen tenga su razón de ser. Sus productos siempre aportan algo diferente respecto a sus rivales, algo que tienen ellos y que no se encuentra en los demás. A estas alturas nadie se sorprende de que 226ERS se salga de lo habitual, de que no tengan miedo a romper los tópicos y lo que hace la mayoría.

En los BCAA’s 8:1:1, esto se ha materializado en dos cosas: 1.- la proporción de aminoácidos ramificados que han utilizado, que no es la típica 2:1:1 que se ha usado tradicionalmente por su similitud con la proporción que se encuentra en los alimentos sino que se han ido a un 8:1:1 (aumentando la cantidad de l-leucina aún más) y, 2.- que lleva añadidas más cosas: l-arginina, l-taurina, l-tirosina, potasio, sodio y vitamina B6.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Textos

No soy fisiólogo ni especialista en nutrición así que no soy capaz de hilar tan fino como para defender o criticar a ultranza ninguna de las dos proporciones (ni ninguna otra) con mis propios estudios de laboratorio, lo más que puedo hacer es argumentar basándome en lo que he leído, escuchado y experimentado por mí mismo.

La conclusión a la que he llegado es que ambas son igual de buenas o de malas (dependerá del objetivo que busquemos) pero se está tendiendo a aumentar cada vez más la presencia de l-leucina, sobre todo cuando se habla de tomarlos de manera aislada, de ahí que 8:1:1 suene la mar de interesante. Es más, también observo que, para algunos objetivos, se tiende a hacer la toma junto la l-glutamina en una proporción 1:1, es decir, misma cantidad de l-glutamina que de BCAAs, pero de ella (l-glutamina) hablaremos en el próximo artículo dedicado al Glutamine.

Curiosamente, en lo que han sido muy conservadores es en los sabores donde suelen lanzarse con cosas atrevidas pero, en esta ocasión, se han ceñido a los típicos limón, cola y uno neutro que permite combinarse con cualquier líquido.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Sabores

En cuanto a los “pluses añadidos”, su razón para estar ahí a muy alto nivel es:

  • L-Arginina: Participa en el proceso de sintetización de proteínas y colágeno, estimula el sistema inmune, participa en la cicatrización de heridas y puede aportar algo de energía. Muy importante su papel en la neutralización del amoniaco resultante durante la actividad física.
  • L-Taurina: Forma parte de las sales biliares, tiene propiedades antioxidantes, contribuye a relajar el sistema nervioso central luchando contra los efectos de la adrenalina, …
  • L-Tirosina: Reduce los efectos del estrés y el cansancio, es antioxidante, llegado el caso puede aportar energía, ayuda al control del apetito, estimula la producción de la tiroxina y de las catecolaminas que estimulan a su vez el consumo de grasa (principalmente triglicéridos), potencia los efectos de la cafeína, etc.
  • Vitamina B6: Participa, entre otros, en el proceso de metabolismo de las proteínas y del glucógeno. Es básica para el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso e inmune. También contribuye a mantener el equilibro sodio-potasio y del balance hídrico.

Por supuesto, como en los demás productos de la marca alicantina, el BCAA’s 8:1:1 va con los “sin” habituales (los que intentan aplicar siempre que pueden): sin gluten, sin azúcares añadidos, sin lactosa y sin GMO (Genetically Modified Organism).

226ERS BCAAs 8-1-1 - Sin

¿Por qué son importantes los BCAAs para los deportistas de resistencia?

Los aminoácidos ramificados son interesantes y útiles por múltiples cosas pero, sin ánimo de ser exhaustivo, destacaría las siguientes:

  • Recuperación post ejercicio: Tras el ejercicio, una de las primeras cosas que debemos buscar es la de detener los procesos de destrucción muscular (catabolismo) y estimular los procesos de regeneración y reconstrucción (anabolismo) y ahí juegan un papel muy importante los BCAAs. Además ayudan a atenuar los efectos de la destrucción que se haya producido reduciendo la presencia de CK (Creatin Quinasa) y LDH (Lactato DesHidrogenasa).
  • Disminuir la fatiga central: Aunque no está 100% claro, parece que hay relación entre la concentración plasmática de BCAAs, que afectarían a la mayor o menos liberación de neurotransmisores, claves en este tipo de fatiga que no se origina en los músculos sino en el sistema nervioso central.
  • Estimular el sistema inmunológico: Esto no ocurre de manera directa sino indirecta ya que, según parece, los BCAAs estimulan la síntesis de glutamina que está relacionada con la mayor o menor presencia de determinadas células blancas.
  • Servir de sustrato energético: En este caso, lo hacen de dos formas: participando en los procesos metabólicos del glucógeno muscular o siendo ellos mismos el sustrato energético. En este segundo caso, no son una gran fuente energética porque no es de los metabolismos más eficientes ni tienes ni tienen una gran carga energética pero, como se suele decir, a falta de pan, buenas son tortas y el hecho de que se estén utilizando ellos, puede ayudar a proteger las reservas de glucógeno existentes.

Un detalle a tener en cuenta es que los aminoácidos ramificados, dada su calidad de aminoácidos libres, se asimilan a una velocidad pasmosa, sin requerir digestión para pasar a estar disponibles para los músculos.

 

¿Cómo utilizar los 226ERS BCAA’s 8:1:1?

Las posibilidades que ofrece el BCAA’s 8:1:1 son poco menos que infinitas y son una gran herramienta que podemos utilizar de múltiples maneras.

De hecho, antes de entrar en faena con los usos típicos que conocemos la mayoría, quiero destacar uno que muchas veces se obvia: cuando entrenamos con restricción calórica.

Cuando trabajamos reduciéndole al organismo el combustible (total o parcialmente), éste va a ir agotando sus reservas progresivamente y puede llegar a “comerse a sí mismo”, es decir, empezar a destruir masa muscular algo que, salvo que pretendamos algo muy concreto, no nos interesa. Éste es un error que muchas veces se comete cuando se quiere adelgazar o perder grasa.

En esos momentos, los BCAAs nos pueden ser de mucha utilidad porque reducen el catabolismo muscular y, según parece, estimulan el metabolismo de las grasas. Al menos eso es lo que algunos estudios concluyen, lo que ha llevado a recomendar la toma de aminoácidos ramificados previamente a la realización de actividades afrontadas con restricción calórica, especialmente si se van a realizar en ayunas.

Aparte de este uso, las principales que se le suelen dar son dos: 1.- post ejercicio, por los motivos que explicaba anteriormente (tratar de detener el catabolismo y estimular el anabolismo) y, 2.- en actividades físicas de larga duración para tratar de aprovechar un poco de todas las propiedades que tienen los aminoácidos ramificados (además de esos dos mencionados, reducir la fatiga central, servir de sustrato energético, etc.).

La recomendación que hace 226ERS es la de mezclar 15 gramos de polvo (3 cacitos de los que vienen en los botes de 300 gramos) con 500 mililitros de líquido que, general mente será agua o zumo (o cualquier líquido si es el sabor neutro y que se tome 30’ antes o después de la actividad física.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Preparaci¢n

Con esa preparación, nos sale un cóctel que apenas aporta 12’8 Kcal por los 3’2 gramos de hidratos de carbono (ayudan a estimular el mecanismo de la insulina) y que nos aporta 50 miligramos de potasio y 100 miligramos de sodio, 4800 miligramos de l-leucina, 600 de l-isoleucina, 600 de l-valina (ahí tenéis la proporción 8:1:1 de l-leucina : l-isoleucina : l-valina) más los “pluses añadidos” que comentaba anteriormente: 1000 miligramos de l-taurina, 500 miligramos de l-arginina, 500 miligramos de l-tirosina y 2 miligramos de vitamina B6.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Informaci¢n Nutricional

Si habitualmente abogo por la personalización de las dosis, en el caso de los BCAA’s 8:1:1 con más motivo aún porque ésa es una dosis general que, sin duda, puede dar mucho juego y cubrir las necesidades en muchos casos pero ¿qué hay de lo que estemos tomando junto con ellos?, ¿y si lo estamos tomando a mitad de una ultra o pruebas de ciclismo?, etc.

Por ejemplo, si estamos tomando también SUB 9 Energy Drink (o cualquier otra bebida que ya lleve incorporados BCAAs, no necesitamos 15 gramos sino que a lo mejor nos es suficiente con 10 o incluso con cinco. Tampoco es lo mismo que hagamos la toma en el kilómetro 50 de una prueba de 100 kilómetros o que la toma sea tras una sesión de GYM de 20 minutos de entrenamiento metabólico o de una hora de entrenamiento funcional.

Por lo tanto, mi recomendación es que utilicéis el BCAA’s 8:1:1 según vuestras necesidades, idealmente, según os haya recomendado quien os asesore en los temas de nutrición porque es quien mejor os lo va a pautar. Así que, aunque exponga a continuación lo de manera muy general lo que suelo hacer, por favor, tomadlo simplemente como un mero ejemplo como los millones que hay.

226ERS BCAAs 8-1-1 - Cacito Polvos

En mi caso y de una forma bastante autodidacta (el típico ciclo de información + prueba + error repetido un millón de veces), recurro al BCAA’s 8:1:1 en tres momentos:

  • Tras las actividades físicas largas o intensas que pueden haberme supuesto una buena destrucción muscular y quema de energías. Me tomo 10 gramos (2 cacitos) mezclados con agua o la bebida de sales que me tomo al poquito de llegar a casa, buscando principalmente la rehidratación y reposición de sales, más que el aporte energético. Si voy a tomar un batido de recuperación que ya lleva BCAAs, probablemente reduzca la dosis a 5 gramos o incluso no lo use.
  • En el “durante” en competiciones de larga distancia. En este caso me va mejor tomarlo en polvos mezclado que en pastillas o, al menos, me da esa sensación. Simplemente añado cinco gramos a la bebida de sales que llevo en bolsitas para cuando me toque prepararme el bidón de turno. Este preparado lo utilizo a partir de los cuarenta kilómetros, si no, con lo que lleva el SUB 9 Energy Drink me apaño perfectamente.
  • Cuando entreno tarde y al día siguiente voy a hacer gimnasio por la mañana. En ese caso, media horilla antes de ir a la cama echo medio cazo (uno entero si la tunda de la mañana va a ser muy gorda). Esto está pensado en la línea del uso con restricción calórica porque esa sesión matutina, aunque no la hago en ayunas, el cuerpo viene de una sesión realizada 10-12 horas antes y, aunque haya recibiera la recarga en la cena, le voy a volver a exigir un buen esfuerzo después de varias horas sin nada ingerido y, encima, medio adormilado o sin haber tenido tiempo de ponerse a tono.

¿Y no lo tomas antes del ejercicio? Pues no, porque parece que no me va bien, aunque no sé por qué. Teóricamente es una buena forma de usarlo y hay estudios que lo avalan pero el caso es que, de las veces que he probado a tomarlos “antes de”, en casi la mitad de las ocasiones han salido entrenamientos muy reguleros sin haber motivos para ello (estando más o menos bien de alimentación, hidratación, descanso, etc.). Sigo investigando y probando pero no suelo tomarlos, lo que no quiere decir que no sea un buen uso, que conste.

Bueno, hasta aquí ha llegado este capítulo de la historia del BCAA’s 8:1:1 pero si tenéis dudas, queréis que veamos algo con más detalle, que tratemos algún tema adicional o lo que sea, comentadlo y lo hablamos.

Y huelga decir que quedáis invitados a la próxima historia que, como os adelantaba al principio, versará sobre Glutamine. ¡Nos vemos!