El IMC y su importancia en el corredor de montaña

El IMC y su importancia en el corredor de montaña

Octavio Pérez, autor del libro “La preparación en el corredor de montaña” forma parte del equipo docente de CLINIC TRAIL by 226ERS

¿Qué es un IMC Y un porcentaje de grasa bajo? ¿Cuál es el ideal?

Para resolver estas cuestiones fijémonos en los deportistas de súper élite si, sin duda, ellos son claros ejemplos para alcanzar el máximo rendimiento. Según diversos estudios los deportistas de resistencia tienen un porcentaje graso de entre el 6 y el 12% para los hombres y entre un 12 y un 20% para las mujeres.

Por ejemplo: Killian Jornet mide 171cm y su peso de máximo rendimiento son 56Kg con un porcentaje graso del 8% y un IMC de 19,6. A modo de “ curiosidad” Su Vo2 max (máximo consumo de oxigeno) está entre 85 y 90 ml/min/kg. FC max: 205. FC reposo: 34. Capacidad Pulmonar: 5,3 litros.

Si eres corredor de montaña aquí tienes un buen ejemplo de cual es el peso de máximo rendimiento, pero ¡cuidado! los deportistas profesionales muchas veces caminan por la delgada línea que separa el sobre entrenamiento y la máxima forma, así que, lo mejor es que aprendas a escucharte.

¿Cómo calcular nuestro Índice de Masa Corporal (IMC)?

Es una medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo, se calcula mediante la formula matemática:

¿Cómo calcular nuestro porcentaje graso?

Hay miles de métodos, el más fiable la medición por pliegues cutáneos, pero vamos a lo más práctico, aquí tienes un enlace para calcularlo.

Recomendaciones prácticas

Calendario de mediciones antropométricas: Dos días después de cada competición pésate para verificar cual nos ha permitido conseguir mejores resultados. Tus sensaciones en entrenamiento muchas veces también son un buen indicativo para averiguar tu peso de máximo rendimiento
Cómo normal general, si eres adulto, deportista de resistencia, unos valores adecuados para conseguir tu máximo rendimiento deberían estar entre:

Mujeres
IMC: entre el 19 y 23
%graso: entre un 13 y un 21%

Hombres
IMC: entre el 18 y 23
%graso: entre un 9 y un 16%

Cómo preparador físico, he comprado que en el ámbito amateur o popular es más frecuente encontrar a deportistas “pasados” de peso, en este aspecto, incido prioritariamente porque existe un gran margen de mejora, afortunadamente esto también lo he comprobado, gracias al compromiso de mis deportistas con su preparación y la confianza que tienen con mis recomendaciones.

Es simple, si tenemos que desplazar una masa corporal excesiva, seremos menos eficientes, nos agotaremos antes porque consumiremos más energía y tendremos más opciones de lesionarnos porque soportáramos una sobrecarga innecesaria. Si por el contrario, es excesivamente bajo, tendremos menos fuerza y más opciones de tener un sistema inmunitario débil, o sea, más posibilidades de anemias y sobre entrenamiento.

Encontrar el punto exacto es lo oportuno para mejorar nuestras marcas. Un IMC y un porcentaje graso óptimo supone un mejor rendimiento porque a una misma velocidad iremos más cómodos y al mismo tiempo, seremos capaces de soportar ritmos más rápidos durante más tiempo. Básicamente, mejorará nuestra forma física porque mejorará nuestra capacidad de resistencia.

Solo tú decides si merece la pena intentarlo.

 

Octavio Pérez formará parte del equipo docente del CLINIC TRAIL by 226ERS

Captura de pantalla 2014-10-02 a les 14.23.44