Larga vida al Rock’n Roll

Larga vida al Rock’n Roll

Juanba Miñana regresa a #FeedYourDreams para hablarnos de la importancia de la creatina, glutamina y BCAA’s.

Actualmente estamos asistiendo a un “boom” en el mercado de las ayudas ergogénicas: nacen numerosas marcas, con catálogos más o menos amplios y en algunos casos, con nombres de productos que buscan ser llamativos y que incluso resultan hasta difíciles de pronunciar.

En mi faceta profesional, orientada al cuidado de los deportistas, la nutrición y la suplementación, observo que son muchas “las prisas por innovar” y poco el calado real de esas innovaciones. Algunos productos tienen el mismo recorrido que la típica canción del verano: una fulgurante aparición y aparente éxito pero al poco tiempo van cayendo en el olvido.

Y te das cuenta que existen temas que son los que más acabas oyendo; algunos auténticos clásicos cuyo calado abarca más de una generación (¿no te viene a la cabeza alguna canción de Queen, Dire Straits o Bruce Springsteen, por ejemplo?).

Llevándolo al campo de las ayudas ergogénicas, me doy cuenta que algunas “de las canciones” que más escucho son la creatina, la glutamina y los aminoácidos ramificados (BCAA’s).

Cuando hablamos de creatina seguro que pensamos rápidamente en procesos anabólicos, períodos de musculación y ejercicios cortos e intensos, ciertamente así es, pero también se le puede atribuir un papel reparador y de importancia en el período de recuperación. Además, hay que tener en cuenta que la creatina tiene capacidad alcalinizante, por lo que también actúa neutralizando la acidez que se produce por el propio metabolismo de la célula muscular y que se correlaciona con la fatiga.

A parte de su importancia en aquellos deportistas con una baja ingesta de carne y pescado, se trata de una ayuda ergogénica muy útil en períodos en los que se busca hipertrofia, en períodos donde predominan ejercicios de fuerza e incluso en sesiones de esfuerzos intensos y explosivos como los días de series. Sin embargo, y aunque hacen falta más investigaciones al respecto, puede tener su utilidad en los deportes de resistencia, utilizándola, eso sí, a dosis de mantenimiento y durante períodos de tiempo concretos.

La glutamina es el aminoácido más abundante en nuestro organismo, siendo las células inmunitarias y las intestinales, aquéllas que más la consumen. En condiciones normales, el organismo es capaz de sintetizar las cantidades necesarias, pero en momentos de estrés o de excesiva carga, la capacidad de síntesis puede verse comprometida y es necesario un aporte exógeno; de hecho se han identificado niveles bajos de glutamina en estados de sobreentrenamieto y fatiga.

Los nuevos BCAA's con composición 8:1:1 de 226ERS

Los nuevos BCAA’s con composición 8:1:1 de 226ERS

 

Para mí, y volviendo al símil de la música, es uno de los éxitos que más pincho en los inicios de temporada y en períodos de carga y de competición; no sólo por su posible papel en el mantenimiento de la integridad intestinal y la función inmune sino también por su papel anticatabólico y de mantenimiento de la función muscular.

Los aminoácidos ramificados, leucina, valina e isoleucina (BCAA’s) se metabolizan en el músculo, a diferencia del resto de aminoácidos (de una manera general) que sí lo hacen en el hígado. En algunos estudios se indica que los BCAA’s pueden ayudar a preservar los niveles de glucógeno, además tienen un efecto anabolizante (principalmente gracias a la leucina), participando activamente en el proceso de recuperación muscular.

En el mercado existen numerosas presentaciones de BCAA’s, siendo la tendencia actual la de buscar fórmulas enriquecidas con leucina con el fin de maximizar los efectos anabólicos y anticatabólicos que esta presenta.

No es ninguna mala idea volver a escuchar algo de Rock’n Roll.