¿Cuales son las mejores horas para entrenar en primavera?

¿Cuales son las mejores horas para entrenar en primavera?

Esta es sin duda la mejor época del año para entrenar sin tener que padecer por la temperatura, la lluvia o la escasez de horas de sol. La primavera está en pleno apogeo y nos ofrece cantidad de posibilidades para entrenar concicliando con nuestra vida personal y profesional, con sus pros y sus contras.

Somos animalillos de costumbres y nuestro cuerpo rinde más y mejor cuando lo acostumbramos a una rutina y horarios fijos, pero cada uno reaccionamos mejor o peor dependiendo de la hora del día en la que pretendamos exigirnos.

Dependiendo de nuestra jornada laboral o nuestras obligaciones deberemos adaptar nuestro entrenamiento a una hora u otra del día, en este artículo te proponemos 4 momentos del día con sus ventajas y sus inconvenientes:
 

1. Al amanecer

Si eres de los que se acuestan pronto, por la mañana se levantan de un salto y tienen el pico de actividad nada más despertar, este es tu horario.

Captura de pantalla 2015-05-12 a les 12.53.24

Entrenar entre las 6 y las 8 de la mañana es un hábito adquirido por aquellos que practican el entrenamiento en ayunas, pero no necesariamente tiene que ser ese tu caso. Puedes tomar un desayuno ligero y salir a correr o rodar con la energía necesaria para ese esfuerzo.

Las ventajas

  • Menor calor
  • Poco tráfico a primeras horas
  • Compatible con casi todos los horarios laborales

Los inconvenientes

  • Acostarse pronto
  • Madrugar
  • En caso de retrasarte irás muy justo de tiempo
  • Cuando se acerca el final del entrenamiento hay más tráfico

El premio

Entrenes en ayunas o no, al llegar deberás desayunar considerablemente, si estás en épocas de máxima exigencia te recomendamos un vaso de K-Weeks Immune para acompañar algún alimento sólido, con K-Weeks conseguirás una ayuda a la prevención de infecciones y lesiones.

 

2. Antes de comer

Una buena manera de aprovechar la mañana es sacar tiempo entre la hora del almuerzo y la de la comida. Especialmente si trabajas de tardes y no quieres pasar el día trabajando y durmiendo.

Captura de pantalla 2015-05-12 a les 12.56.05

El periodo comprendido entre las 12 y las 14 horas nos asegurará la mejor visibilidad y, dependiendo de la zona en la que vivamos, una temperatura más cálida o incluso demasiado calurosa.

Las ventajas

  • Más luz
  • Compatible con horario de tarde

Los inconvenientes

  • Calor en determinadas zonas
  • Más tráfico

El premio

Acabar un entreno y comer es un placer, pero ojo, sin pasarse. Cuida tu dieta y no te dejes llevar por la gula post-entreno. Para asegurarte las fuerzas en lo que resta de día quizá consideres tomar un Recovery Drink de postre, así dispondrás de los hidratos necesarios para tener energía y de las proteínas y aminoácidos que harán que tus músculos se reconstruyan adecuadamente.

 

3. Después de comer

Ojo, no es una buena idea dar el último bocado y salir por la puerta. Especialmente si vas a nadar.

Captura de pantalla 2015-05-12 a les 12.57.43

Aquellos que habitualmente entrenan de 15 a 17 horas suelen comer más pronto, sobre las 13 horas, incluso quizá consideres comer en el trabajo antes de acabar y salir a entrenar al poco de llegar a casa.

Es una hora poco común pero tiene ventajas que la hacen atractiva.

Las ventajas

  • Menor cantidad de tráfico
  • Compatible con horario de mañana o incluso partido
  • Aprovechas horas que “a priori” son muertas.

Los inconvenientes

  • Horas de máximo calor
  • Puede hacerse pesado tras la jornada laboral y la comida

El premio

Merienda! Quizá es un buen momento para meterte en la cocina y darte un capricho como los que aquí se relatan. O puedes simplificarlo mediante las Endurance Fuel Bar, tienes sabores para todos, una buena idea sería tomar las de Banana+BCAA’s, sus aminoácidos te ayudarán en la recuperación.
 

4. Última hora de la tarde

Las obligaciones y los horarios extensivos de trabajo nos marcan a muchos, es por ello que muchas veces nos vemos obligados a relegar el entrenamiento para el final del día.

Captura de pantalla 2015-05-12 a les 12.58.53

Pero esto no tiene porque ser necesariamente malo, el periodo entre las 18 y las 21 horas tiene lo suyo!

Las ventajas

  • Sol, pero sin quemar
  • Compatible con casi todos los horarios
  • Una buena manera de quitarte el estrés de la jornada

Los inconvenientes

  • Mucho tráfico (y nervioso)
  • Dependiendo de la zona la luz escasea hacia el final

El premio

La cama! Sí, pero antes te darás una ducha reparadora y una cena equilibrada para procurar que tu digestión no afecte al sueño. La manera de ideal de culminar el día es mediante el Night Recovery Cream, pensado para facilitar tu digestión al mismo tiempo que repara tus músculos y rellena los depósitos de energía para el día siguiente.
 

Y tú ¿Cual eliges?